Deriva

Junto a la fría y tensa mar, creo que he de encontrar, la paz que ansía mi alma. Con mil conclusiones que sacar, evitando pensar, sigo caminando sin rumbo y pierdo la fe. Segundos que parecen horas, monótona sensación de vacío interno; y es que se desgastan las fuerzas en medio de sonrisas para complacer a otros.

Miro caer el tempestuoso cielo, le veo precipitarse a pedazos. Se enrojecen las nubes y las gotas de agua hierven. Ha llegado el Hades, ha finalizado la espera y la muerte armada de guadaña cumple su trabajo. Dulce frustración que opaca alegrías y hace pedir la crucifixión, al mismo tiempo que cautivo, en una notable red de conmoción, nadie da ni un medio por mi espíritu; solo vago por las sombras.

La arena del reloj sigue cayendo y con ella los sueños de futuro alguno, así aumenta la desesperación del entorno, pero el contexto no ayuda. Escribo en las paredes de mi mente cosas que no dejo de sentir, sigo el dictado del dolor que se aloja en mi pecho. Como me gustaría modelar el mundo como a barro fresco para que no me volviese a fallar, pero no.

Quiero seguir caminando sin llegadero. No sé... hoy me parece que el amor es como una golosina, artificialmente dulce, pero aún así os encanta. Todas las paredes que hoy rayo, caerán; no puedo nada detener, temo errar, y busco en medio del humo el nombre de lo que perdí. Profundamente, una y otra vez, cavando mi propia tumba, no consigo algo más que caer.

No puedo contener el caos, me vuelvo adicto al dolor y no consigo cura alguna. Cuando pensé conocer mi mundo, cuando lo creí mío, verdadero, suponiendo que podía confiarle, me desbastó.

Nunca fue así, nunca estuvo a mi lado y como si no fuese suficiente engaño, me utilizó hasta hundirme en vergüenza. Después de todo el idilio y conflicto, estaba equivocado, pero doy gracias porque él me hizo cuestionarle, aunque nunca le resolví; no tengo fuerza, perdí el tesón, dejé de pelear. Ya han logrado detenerme, he tenido suficiente; he visto el ultraje de mis sentidos mientras mi amiga soledad me insiste en visitar y quién sabe cuándo se irá...

#ElTrovador
18/02/03
Se ha producido un error en este gadget.

VISITAS