Camino al Mar


Hacía mucho que no venía sentir tus aguas, pero hoy tuve  la necesidad de correr hasta ti. Empaqué muy temprano, dejé una velita en casa como siempre pidiendo un deseo y salí con desesperación a tu encuentro. Hoy retomé aquella costumbre de niño, las ansias de verte me devolvieron a mi infancia, entonces saqué el rostro por la ventanilla mientras rodábamos hasta aquí y volví a sentir esa sensación de libertad plena con cada rosetón del viento sobre mis mejillas… Hoy volví a ser niño…
Sigues atento como siempre, sigues escuchándome sin vacilar como antes, pero yo, yo me he vuelto un saco de culpas, pesares y calamidades que apenas deja espacio para huesos y carne. Ya no soy el mismo, pero tú sigues incólume. Antes venía enérgico a jugar en tu arena y contemplarte imaginando ser grande, hoy vengo lleno de pesares a postrarme en tu arena y contemplarte imaginando volver a ser niño…. Hoy he vuelto a imaginar en tu orilla…
He sido yo quien huyó de ti, de tu paz, de ese sosiego que solo tú me das y con el mundo encima y las esperanzas roídas, quizás algo tarde, he decidido regresar. Sí tan solo hubiese vuelto antes a tus aguas, sí tan solo hubiese escuchado tus olas en mi alma… Hoy busco consuelo en ti…
Aún faltan las lágrimas, queda mucho que contar en éste regreso a ti… Mi mar…
Higuerote, VE
03/01/2012
#ElTrovador  

1 Opniones:

Anónimo dijo...

- Nunca se ha resfriado . Pero un resfriado le ha atrapado . - El hombre más interesante del mundo

Se ha producido un error en este gadget.

VISITAS