Piange la mia ragazza

Esas dos hermosas piedras turquesa, que alguien decidió darte por ojos, ya no pueden contener más el agua. No esperes a que el brillo que les recorre se marchite con resignación y la calidez de tus palabras se llene de distancia y conformismo.

¡Llora de una vez mujer! Llora, porque verte caída allí es un martirio. Llora con el alma y grita con el corazón, finisce per prendere il dolore. No sigas escondiéndole al mundo esa pena, que mundo te ha visto el rostro y sabe que el alma teñida de negro llevas.

Llora mademoiselle, que la tristeza no se marcha aunque la corras. Mírate al espejo y asume la palidez que te ha dejado el amor ese, que por mucho que la tapes entre flores y rojeces, te invade con manía y se presente a los otros antes que tu piel.

Llora principessa, revela tu rabia contra tu bondad y maldice tu destino mientras preguntas al cielo perché l'amore ti ha portato qui e poi abbandona. Llora  entre mis brazos sin que te importe el tamaño de las lágrimas, llora sin reservas, piange la mia ragazza, piange. 


#ElTrovador
23/11/2010
Se ha producido un error en este gadget.

VISITAS