Profana Sensación

No me pidas que me detenga ahora que mis manos juegan en tu cintura… Ahórrate los “para siempre” y deja escapar el fuego que hay en tus ojos. No engañemos a la razón pretendiendo que ésta escena se repetirá con frecuencia en nuestros días, ambos buscamos olvidar, no recordarnos.

Bésame de nuevo con la furia de tu melancolía y enciende mis carnes con tus caricias de arrabal. Guardaré silencio al sentir tu piel, callarás los te quiero que ansías decirle a él. Éste bar se hace pequeño para lo que imaginan nuestras mentes, entrégate a la profana sensación que nos cobija y olvida al mundo y sus complicaciones.

Prometo no pensarle mientras recorro tu espalda, promete tu acariciarme cuando mis manos quieran detenerse.  Cerraré siempre los ojos, me dedicaré a solo sentirte. No juguemos a prolongar algo que ni siquiera debe suceder, sólo sintamos aquello que nos invade y sigamos con nuestras vidas cuando nos sorprenda el amanecer.

Regálame una noche inolvidable, aunque luego, ninguno de los dos vaya a recordarla….


#ElTrovador
27/09/2010

1 Opniones:

Anónimo dijo...

hola, Chicos, Me gusta el diseño gráfico y la navegación del sitio, agradable a la vista y buen contenido. otros sitios son demasiado llena de suma

Se ha producido un error en este gadget.

VISITAS