"... Pasaron los años y ni un solo segundo fue en vano. Aprendí de cada cosa, de casa segundo, de cada caída. Desde el mas hondo de los hoyos aprendí apreciar la luz que desciende desde el sol, desde la mas lúgubre de las ausencias aprendí a valorar la compañía de mi propia alma... Aprendí, aprendí de la vida, pero sobre todo aprendí que cada ser humano encuentra en el camino las personas que merece y quejarse no esta permitido."
25/AGO/2011
(Caracas, VE)
#ElTrovador

Se ha producido un error en este gadget.

VISITAS